Ceramica española

La cerámica popular en España se fabrica siguiendo todavía un procedimiento que en general es muy tradicional y rudimentario; y que si bien es bastante común a la mayoría de los centros aún existentes, cuenta con algunas particularidades propias que se hacen diferentes de unos a otros lugares. A veces el término “cerámica” suele confundirse con el de “alfarería”, si bien el primero es más amplio y engloba en cierta medida al segundo. Los tres aspectos básicos para la fabricación artesanal de la cerámica en general son, sin duda, la arcilla, el torno y la cocción.

La cerámica aparece en el periodo Neolítico. Teniendo noticia de las primeras mesas o tornos movidos a mano 2.000 años a. J.C., apareciendo dos siglos antes de la era cristiana el torno de pie que aprovecha la fuerza centrifuga para el trabajo. Este torno es el que subsiste en España en la actualidad. Destaquemos que en algunos centros españoles se sigue utilizando el torno o mesa de mano igual que en la prehistoria.

Existen pruebas de cerámica romana realizada en Talavera de la Reina, si bien la industria del barro proviene en cuanto a la decoración de la tradición musulmana.  Hasta el siglo XVI la cerámica española estuvo muy influida por las técnicas hispano-moriscas que dominaron en la Península Ibérica durante la Edad Media. Centros como los de Paterna, Manises, Teruel, Málaga y Sevilla destacaron en la confección de piezas cerámicas y azulejos. El siglo XVI representa un cambio radical en la forma y el estilo de la industria alfarera, siendo los hornos talaveranos los pioneros a la hora de instaurar las técnicas renacentistas. En poco tiempo estos hornos adquirieron un gran auge, aumentando la demanda de sus productos. Este hecho dio lugar a la imitación de las labores talaveranas y al trasvase de alfareros de estas fábricas a otros centros cerámicos, como Triana, y viceversa.

España un lugar variado en Historia, cultura, gente y lugares  cada uno con su propia historia  como lo es la ceramica proveniente de España.

Esperamos que estos datos puedan sumar a tu aprecio sobre la talavera y la ceramica en general.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *