Pintura y ceramica

La huella pictórica dejada por nuestros antepasados, se manifiesta sobre todo en la cerámica; desde tiempos muy remotos aparece la pintura puesta antes de la cocción e inclusive agregada posteriormente: en ánforas, cuencos, platos, copas, alcarrazas, máscaras y figuras antropomorfas, zoomorfas y antropozoomorfas en diferentes estados de la republica.Basta con voltear a ver mucha de esa ceramica hermosa que fue creada en ese entonces. Aqui te compartimos algunso datos generales en cuanto a la informacion que se tiene de esta parte del decorado con pinturas en estos articulos, hoy en dia una de las tecnicas mas populares exitentes son las hecha en la talavera. Tradicion que a perdurado heredandose de generacion en generacion y que actualmente en Puebla puedes ver en todas partes.

La única cerámica vidriada de Mesoamérica se la conoce como cerámica plumbate o cerámica plomiza. Estaba cubierta por un engobe coloidal cocido a una temperatura bastante elevada, y que por su composición en hierro y cromo, daba a las piezas un aspecto de lustre metálico con una gama de colores que oscilaba entre el gris, violeta, naranja y verde. Fue producida sólo por un corto tiempo y su aparición marca el período Posclásico mesoamericano en muchos sitios arqueológicos.

Existen más de treinta métodos conocidos que han sido utilizados para decorar la cerámica prehispánica incluyendo diseños de presionado en la arcilla por medio textil, o el presionado de elementos como conchas y el uso de palos puntiagudos. También se emplearon diversas maneras de pintar y preservar los colores, tanto durante como después de la cocción. Los diseños generalmente se dividen en cuatro categorías: geométrico, realista o naturalista (en general, animales y personas estilizadas), simbólico y pictográfico. La mayoría de los diseños están relacionados con otras artesanías y obras artísticas como pinturas en murales.​ Todos estos estilos y métodos de cerámica todavía se pueden encontrar en el México moderno.

La cerámica de estilo europeo, en especial la cerámica barnizada producida por artesanos nativos, comenzó a principio de la época colonial, pero fue pobremente hecha con sólo dos colores, verde y ámbar. La mayoría de los elementos decorativos fueron hechos con una mezcla de diseños españoles e indígenas. Las formas más comunes eran jarras, cántaros y cuencos para el uso diario. Con el tiempo, la producción de cerámica mayólica vidriada, que era cara para importar de Europa, se desarrolló y se reguló hacia la mitad del siglo XVII. La mejor se produjo en Puebla aunque también se realizaba en otros lugares como la Ciudad de México, Guadalajara, Aguascalientes y otros lugares. Estas piezas tenían mayoritariamente un fondo de color blanco o crema con diseños pintados sobre él en uno o más colores.11​ Durante el resto del periodo colonial, los estilos indígenas siguieron deteriorándose en toda la Nueva España, mientras que las influencias extranjeras de Europa, Asia y el Medio Oriente producían cambios en la decoración.  En la época de la Guerra de Independencia de México, la mayólica mexicana fue exportada a través del Nuevo Mundo y condujo a la versión española fuera del mercado. Sin embargo, este dominio no duraría mucho tiempo, la porcelana de Inglaterra y de Asia mucho más baratas presionaron sobre la industria en el siglo XIX

 

Visita Puebla y disfruta de este decorado en este estado con la bella ceramica actualmente decorada por artesanos locales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *